TIERREANDO, "RECONECTA CON EL PULSO DE LA TIERRA"

Meditación Activa

 

Todas tenemos en mente a “esa” mujer que atrae las miradas allá por donde pisa, que tiene ese “algo” indefinible, misterioso.

Quizás no es guapa según los cánones sociales, pero es indudablemente hermosa, magnética y poderosa.

Quizás esa mujer seas tú. Quizás no. Quizás lo fuiste y lo has olvidado.

¿Qué tiene ESA Mujer?

Tierra. Esa Mujer tiene Tierra.
Terrenos no. Tierra.

Vamos a hacerlo fácil.

Todo el mundo sabe lo que es una montaña. Imagínate una montaña.

Apuesto mi tambor chamánico a que te has imaginado una montaña solemne, y majestuosa. De gran base que hunde sus raíces en la Tierra y hermosa cima que crece hacia el cielo.

Desplegando su tamaño natural, el que le ha dado la vida.

Una montaña no hace trucos de ilusionista aparentando ser más alta, ni se encorva escondiendo su tamaño por timidez o inseguridad. Es quien es. Perfecta tal y como es.

¿Ves que poderosa imagen?

Mujer-Montaña-Tierra.

Volvamos a la Tierra.

Sabemos que hay Cinco Elementos que componen la Naturaleza: Tierra, Fuego, Agua, Viento y Éter.

De ellos, el elemento Tierra simboliza la fortaleza, el poder, la nutrición, la generosidad, el sostén, la estabilidad.

Este elemento se asocia a nuestro cuerpo. Es la estructura que nos permite vivir, con su esqueleto, sus órganos, y todas sus molonguidades. En este cuerpo quedan registradas todas las memorias. Todo pasa por él, es la base.

Si le enseñamos a la base de la montaña que es débil, inestable, diminuta, ¿cómo será entonces la cima? ¿Captas lo importante que es impregnar nuestro Cuerpo-Tierra de memorias poderosas?

De eso trata Tierreando, de impregnarnos de poder, conectando con la Voz de la Tierra.

Tierreando es un audio de 14.41 minutos donde mi voz y la del tambor chamánico te acompañamos a través de una Meditación Activa.

Movimientos tan sencillos como pisar, al ritmo constante del Latido de la Tierra.

Una pisada tan poderosa que te hará recordar tu poder, tu fuerza, tu belleza, conectando con esa Mujer-Montaña-Magnética que irradia Presencia Majestuosa.

Te voy a contar una historia.

Hace años era abogada. Puedo contar con los dedos de una mano los juicios a los que fui. Mi territorio eran más bien los despachos y las notarías. Y alguna que otra cárcel.

En uno de los casos que llevé, un divorcio, mi cliente y la futura ex-mujer de mi cliente se pusieron a llorar en el juicio. Yo también. Juez y abogado contrario me miraban muy raro. Para mí fue clarinete que ese no era mi lugar.

En aquella época yo ya bailaba. Era capaz de ponerme delante de 1000 personas encima de un escenario y con un traje de brilli-brilli. E incapaz de hacerlo en un juicio con menos de una veintena y una solemne toga negra.

¿Sabes por qué?

Por el ritmo. Por el pulso. Por el latido. Por la vida.

Yo no sentía Vida en el estrado. Y sin embargo, mover mi cuerpo al ritmo de la percusión me devolvía a la Vida.

Sentir la Tierra. Su Voz.

Acabé dejando el despacho y la ciudad. Hasta hoy.

No digo que tengas que dejar tu curro, tu casa, tu perro, lo que digo es que reconectar con la Tierra, te hará sentirte más presente, más vital. Y dime si esto no es mucho más que suficiente.


 

 

TIERREANDO viene con un pan bajo el brazo ayudándote a:
 

√  Sentir tu cuerpo. Así, tan sencillo. (No subestimes el poder de lo sencillo).

 

√  Desarrollar una autoimagen de fortaleza, magnetismo y sensualidad. 

√  Percibirte más Presente en ti y en tu Estar en el Mundo, dejando de ser un fantasma. (Nada en contra de los fantasmas).

 

√  Divertirte meditando de una forma sencilla y terrenal.

 

√  Ahorrarte tiempo y dinero en fórmulas más complejas.

 

√  Más allá de atraer miradas ajenas, ser atractiva para ti misma.

 

√  Sentir paz y relajación, como las meditaciones tradicionales, además de poder y fuerza.

 

√  Confiar en tu propio Caminar. No dudar del lugar que ocupas.

 

√  Sentirte viva, cxñx, sentirte viva. Vibrante.

¿Tierreando me ayudará de verdad a meditar?

Meditar no es solo sentarse y cerrar los ojos. Meditar es estar presente. Por ello hay tantas formas de meditar como personas y/o momentos. Tierreando es una propuesta sencilla pero poderosa que te asegura 14.41 minutos de Presencia.

Yo también me he “peleado” conmigo misma queriendo meditar “a lo clásico”.

Meditar a lo Buda está bien, pero las meditaciones activas como Tierreando también.

Cada una aporta cualidades valiosas al ser humano. La diferencia es que Tierreando está soñada y creada para ti, Mujer.





¿Por qué Tierreando y no otra meditación cualquiera?

En primer lugar yo no soy cualquiera, y tú no eres cualquiera. Si estás aquí es casi seguro que el llamado de la Naturaleza sea tan poderoso en ti como en mi.

Vivimos tiempos fascinantes, de contrastes, valiosas oportunidades de vivir con intensidad.

Sin embargo, la tecnología, las obligaciones, la vida ultraprocesada hace que cada vez nos sintamos más lejos del cuerpo, que cada vez nos movamos menos, que consideremos que la Naturaleza es algo diferente a nosotras. 

 

Las dos sabemos que esto no debería ser así. Anhelas sentir la Tierra, respirar y vivir el presente. Por eso has probado diferentes técnicas, algunas con más éxito que otras. Pero sigues buscando, y has llegado aquí.

Has llegado aquí. Y yo.

Como Mujer Libre, has de ocupar el espacio que te corresponde por Naturaleza. Con respeto, gratitud y pasión por vivir.

 

TIERREANDO te ayudará a ello, a desplegar toda tu Presencia Poderosa y a conectar con nuestra Madre Tierra, con su latido.

Nos vemos Tierreando.

 




¡ÚLTIMO AVISO!

Esta será la última vez que ofreceré Tierreando de forma gratuita.

Tierreando tiene sabor, valor, amor. Por ello la próxima vez que la ofrezca al mundo será con su equivalente en moneda.

¿Cuánto? No lo sé aún. Pero no será a cambio de un email y 0 euros. Será a cambio de un email y varios euros.

Este es tu momento.


 

 

 


 

 

 

 



Y por favor, avísame si he perdido la apuesta de la montaña. O mejor no, que le tengo apego a mi tambor.   

 

 

Si quieres conocerme mejor, pincha en MI (de momento) tambor. ;)

Tierreando_edited.jpg